Tiroide

La glándula tiroide fue descubierta por un doctor especialista en anatomía llamado Thomas Wharton en el año 1656. Su principal función e importancia es la producción de hormonas, como por ejemplo la del crecimiento. El Hipotiroidismo y el Hipertiroidismo son las enfermedades más comunes relacionadas con la tiroide. Continúa leyendo para tener más información sobre esta glándula, sus enfermedades más comunes, sus tratamientos y sus causas.

¿Qué es la tiroide?

La tiroide es una glándula del tipo endocrino que está ubicada en la tráquea debajo de la “manzana de Adán”. Las glándulas endocrinas son las que tienen como función producir las hormonas. La tiroides tiene forma de mariposa y es de color gris y rosado. Cada “ala” de la mariposa es un lóbulo. Se denominan “lóbulo derecho” y “lóbulo izquierdo”, los cuales se encuentran conectados por el “Itsmo”. La tiroides controla el metabolismo del cuerpo, la sensibilidad a otras hormonas y el crecimiento.

La tiroides se encuentra controlada en el cerebro por el hipotálamo y la glándula pituitaria. De todas las hormonas que produce la tiroides, la más importante es la Tiroxina. Esta hormona es la que controla la producción de la energía del cuerpo y regula el metabolismo. Por esto es conocida como la hormona del crecimiento.

Causa de las enfermedades de la Tiroide

Cuando se tiene problemas con esta glándula se desarrollan enfermedades de la tiroide. La mayor causa de enfermedades de la tiroide es la carencia del consumo de yodo en la dieta. Las más comunes son el Hipotiroidismo y el Hipertiroidismo.  

El Hipotiroidismo es considerada la enfermedad más común relacionada con problemas de la tiroides, tiene como causa una glándula tiroide que no produce suficientes hormonas. Esta enfermedad es conocida también como Mixedema o Edema Mucinoso. La causa de que la glándula tiroide no funcione adecuadamente en el caso del Hipotiroidismo es que se encuentra atacada por anticuerpos lo cual le lleva a la baja producción de hormonas

El Hipertiroidismo es una enfermedad que ocurre cuando la tiroides produce más hormonas de las necesarias. Es causada por la aceleración del ritmo de trabajo de la tiroides. También puede deberse a los anticuerpos anti TSH. En conclusión, la mayoría de las causas de las enfermedades de la tiroides son por ser enfermedades autoinmunes.

También pueden existir casos de cáncer en la tiroides, Bocio o agrandamiento de la tiroide, Nódulos en la Tiroide (caracterizado por los bultos en la misma) y Tiroiditis, la cual ocurre cuando la tiroide se hincha.

Diagnóstico y síntomas de las enfermedades de la Tiroide

Para diagnosticar las enfermedades de la tiroide los médicos endocrinólogos deben realizar una evaluación clínica. Se realiza un examen físico y unos exámenes específicos para las enfermedades de la tiroide. En casos de mayor complicación se utiliza una biopsia. En el caso del Hipotiroidismo y el Hipertiroidismo, el diagnostico se realiza a través de la evaluación clínica y los exámenes clínicos que evalúan la hormona TSH y detectan la presencia de anticuerpos antitiroideos.

El Hipotiroidismo presenta síntomas como cansancio y fatiga rápida, piel seca, uñas débiles, dolores articulares, túnel carpiano, colesterol alto, hipertensión, acumulación de líquidos, lentitud para procesar los pensamientos, caída de cabello, aumento de peso, voz ronca y en algunos casos puede incluir depresión.

Cuando esta enfermedad se encuentra en un estado grave o avanzado se pueden determinar entre los síntomas el deterioro de órganos vitales como por ejemplo el corazón o el hígado y los riñones.

Por otra parte, el Hipertiroidismo tiene como síntomas los siguientes: sudoración alta, enrojecimiento de la piel, debilidad muscular, cabello débil, ojos prominentes, bajo colesterol, hipertensión, arritmia, palpitaciones cardíacas, glucosa alta, menstruación irregular, insomnio, sed y hambre en gran cantidad, pérdida de peso, falta de concentración, irritabilidad, ansiedad y temblores en las manos.

Consecuencias de las enfermedades de la Tiroide

En el caso de que el Hipertiroidismo o el Hipotiroidismo no sean tratados a tiempo, las consecuencias son fatales para el organismo. En el caso de los bebés y los niños el hipotiroidismo no correctamente tratado o diagnosticado a tiempo genera un retraso de crecimiento, mal desarrollo del aprendizaje con problemas asociados a este y dificultad o déficit del intelecto. En algunos casos puede provocar la sordera.

En el caso de los adultos ambas enfermedades así como otras relacionadas con la tiroide pueden terminar dejando a las personas en estado de coma. También desarrollar complicaciones cardíacas. En mujeres embarazadas puede causar aborto o desprendimiento de la placenta

Tratamientos de las enfermedades de la Tiroide

Los tratamientos para las enfermedades de la tiroide dependerán d cada enfermedad. Por lo general se recetan medicamentos, terapia con yodo radioactivo y en casos más graves se recurre a la realización de una cirugía.

En el caso del Hipotiroidismo el tratamiento indica la regeneración de la hormona tiroidea a través de la vía oral. Lo cual se realiza por medio de ajuste de varias dosis que dependerá del cambio o desarrollo de la enfermedad. Para el Hipertiroidismo se realiza igualmente un tratamiento vía oral con contenido farmacológico, el cual actuará en el organismo con la finalidad de inhibir la cantidad de hormonas producidas.

Las enfermedades de la tiroides también pueden incluir otro tipo de tratamientos de manera complementaria como por ejemplo ejercicios, desintoxicaciones, un horario de cierta cantidad de horas para dormir y la procuración de un buen descanso, y así también se recomienda la práctica de actividades que disminuyan el estrés. Asimismo, pueden recetarse remedios naturales o caseros, incluyendo ciertas infusiones de hierbas.

También se pueden realizar ajustes o cambios en la dieta, integrando con mayor continuidad la ingesta de vegetales como brócoli, coliflor y espinaca, así como también ciertas frutas como el durazno y la lima. Igualmente se recomienda aumentar el consumo de frutos del mar como mariscos y pescados, ya que sus aminoácidos pueden beneficiar enormemente a las personas que posean estas enfermedades. De manera general se debe evitar el consumo de alimentos que limiten la absorción del yodo en el organismo.

Finalmente esperamos que la información de este artículo te sea de ayuda y que contribuya con la prevención y recuperación de esta enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *