Senos Fibroquísticos

Los senos fibroquísticos constituyen una de las condiciones más frecuentes entre las mujeres durante toda su etapa adulta. En algún momento es posible que te preguntaras sobre las causas y lo que implica tener senos fibroquísticos, pues por sus características suele generar incertidumbre acerca de si se trata de alguna enfermedad. Si deseas saber más sobre este tema, continúa leyendo la información que a continuación ofrecemos para ti.

¿Qué son los senos fibroquísticos?

Por lo general los senos fibroquísticos se presentan en mujeres que se encuentran entre los 20 y los 60 años, con algunas excepcionas también puede encontrarse en mujeres con menopausia, especialmente si estas se encuentran realizando algún procedimiento o tratamiento con hormonas.

La mayoría de las mujeres tiende a pensar en algún momento que se encuentran padeciendo de alguna enfermedad. Los senos fibroquísticos son normales, de hecho se considera además que la presencia de los senos fibroquísticos no constituyen una causa para el desarrollo del cáncer de mama. Sin embargo el examen médico es el que puede determinar la presencia de cualquier característica que cause sospecha sobre la posibilidad de una enfermedad relacionada con los senos fibroquísticos.

Causas de un seno fibroquístico

Las causas de un seno fibroquísticos en realidad son desconocidas. En general la opinión profesional medica indica que los senos fibroquísticos pueden tener su causa en las hormonas relacionadas con la reproducción como el estrógeno. Los cambios hormonales que suceden durante el ciclo menstrual también son considerados como la causa más posible del seno fibroquístico.

Es muy común que antes de la menstruación los senos fibroquísticos se presenten con mayor dolor debido a que este sufre un engrosamiento que lo adhieren al tejido mamario. Por lo general las mamas en estos casos se sienten hinchadas, con sensibilidad y dolor leve. Luego de que la menstruación llega a su fin, los senos fibroquísticos disminuyen a un nivel no molesto ni incómodo.

Consecuencias de senos fibroquísticos

En realidad los senos fibroquísticos no generan consecuencias nocivas para la salud de la mujer porque como hemos mencionado anteriormente, se trata de una condición natural y común que se presenta en todas las mujeres. En todo caso, las consecuencias de esta condición es la experimentación más o menos intensa de cualquiera de sus síntomas comunes.

Las consecuencias negativas o contraproducentes de un seno fibroquístico se relacionan con los cambios en estos. Específicamente cuando los cambios son sufridos de una manera distinta a la regular. Por este motivo es importante tener en claro cuáles son los síntomas de los senos fibroquísticos en su estado normal y aprender a reconocer adecuadamente las sensaciones relacionadas a este fenómeno o condición tan común en las mujeres.

Diagnóstico y síntomas del seno fibroquístico

Se considera que los senos fibroquísticos corresponden a una condición normal en algún punto de la vida de las mujeres. Sin embargo hay casos en los cuales se debe prestar atención puesto que reflejan algún riesgo para su salud. Existen riesgos cuando existe alguno de los siguientes síntomas:  dolor en las mamas o senos, también por una sensación de sensibilidad, nódulos mamarios cuyo tamaño cambian con la menstruación. secreción de color verde o de color marrón oscuro sin la presencia de sangre.

El seno fibroquístico se diagnostica cuando se realiza la examinación exploratoria de los senos a través de un examen visual y manual. El medico también considerará la historia clínica para diagnosticar el seno fibroquístico y determinar si se encuentra en un estado normal. Si el bulto de los senos fibroquísticos resulta sospechoso para el médico, se procede a realizar una segunda examinación luego de que la mujer haya tenido su menstruación.

A continuación de esa prueba exploratoria, dependiendo del resultado, se procede a realizar un diagnóstico con la ayuda de un eco mamario o una mamografía. Si entre los sintomas se presenta un endurecimiento de nódulos se realiza un diagnostico mediante la técnica de la aspiración con aguja. Otro procedimiento con el cual se puede determinar el diagnostico, en caso de que lo síntomas sean graves es el de la biopsia quirúrgica, en cuyo caso el procedimiento pasa a manos de un cirujano.

Tratamiento de senos fibroquísticos

En el caso en que los senos fibroquísticos se presenten con demasiado dolor se procede a la receta de un tratamiento. El primer tratamiento consiste en retirar líquido del quiste mediante una aguja fina. Esto es debido a que drenar el quiste supone un alivio al dolor producido por el mismo. En algunos casos también se recurre a la cirugía, sin embargo es muy poco común.

En caso de dolor incómodo por lo general los tratamientos para el seno fibroquístico se realizan por medio de medicamentos. Se utilizan analgésicos que no requieren prescripción médica. Los más utilizados y recomendados son el ibuprofeno y el paracetamol. Para las incomodidades hormonales relacionadas con otros síntomas se recetan las pastillas anticonceptivas.

Existen opciones naturales para el tratamiento de los senos fibroquísticos entre los cuales podemos resaltar las siguientes recomendaciones:

  • Limitar el consumo de la cafeína. Especialmente durante el transcurso de la menstruación. esto no solo ayudará a aliviar los síntomas de los senos fibroquísticos sino las molestias y el dolor experimentado durante la menstruación.
  • Disminuir el consumo de grasas.
  • Aplicar calor en la zona. Ya sea por medio del uso de compresas tibias o a través de calor seco.
  • Consumir vitamina E.

Una opción muy recomendada por los médicos es la implementación del uso de un sujetador sin aros. Entre las opciones más recomendadas se sugiere el uso de tops deportivos. Estos sujetadores pueden utilizarse al momento de dormir y en los momentos en los cuales los síntomas se estén experimentando con mayor intensidad, siempre y cuando se encuentren dentro del rango de lo normal. Especialmente si se trata de dolor incómodo.

En conclusión, los senos fibroquísticos no deben ser motivo de mayor preocupación para las mujeres. En todo caso si descubres alguna irregularidad respecto a ellos no dudes en visitar un médico. Igualmente, si los síntomas son demasiado intensos para ti consulta con tu medico sobre la mejor manera de aliviarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *